martes, 18 de agosto de 2009

Los mismos de siempre

Luego de tanto esquivarlo, de no tener ganas, del “no daba”, volví a ver al ex. Fui a conocer su nuevo departamento de soltero (léase bulo). Debo reconocer que el es uno de los pocos hombres con los que no me siento incomoda. Bah, generalmente nunca me siento incomoda, pero cuando sabes que en pocos minutos vas a estar en la cama, las conversaciones son mas raras. Con el no, toda la naturalidad y confianza del mundo.
Me mostró fotos de su nene (me aburrí, pero puse mi mejor sonrisa de “que bien que la estoy pasando”). Hasta que las fotos se acabaron y fuimos a lo que nos compete (mentes sucias, absténganse con el jueguito de palabras).

Como tengo insomnio, mientras el ya estaba en el quinto sueño (y totalmente abrazado a mi persona) yo estaba desveladísima. Y me puse a pensar. Que diferentes que somos. Este flaco tiene una necesidad de cariño terrible, y yo estoy justamente en la etapa de alergia al amor, del “estoy mejor sola”. A ver, como les explico. El flaco me dijo que me quería muchas veces en la noche. Osea, no una, varias veces. Ni hablar de cuando le pinto la melancolía, y se puso a recordar como nos conocimos, cuando, donde, la flor, el perfume. También me confeso que era la primer mujer con la que estaba luego de su separación (lo tomo con pinzas igual eeeh). Pero bueno, por lo menos es pro-cucharita como yo. Je.

Insisto, a pesar de ser tan diferentes, de estar pasando por momentos distintos en nuestra vida, no me sentí incomoda, y decidí amoldarme a su cariñoseo. Porque al fin y al cabo, lo quiero.

Ya por la mañana, mientras desayunábamos, estábamos los dos en silencio. Estábamos pensando. Sin dudarlo, se metió en mi mente, extrajo mis pensamientos y los dijo en voz alta: Que loco no? Esta situación es exactamente 6 años atrás, no cambio nada.

Pasaron novios, hijos, convivencias, millones de experiencias distintas, y no…No cambio absolutamente nada.



P.d: Quiero informarles que me encontre a "Buzo rosa", en la puerta del boliche donde lo conoci, en Mar del Plata. Si esto no es destino, que carajo es?

7 comentarios:

Cl dijo...

pero que terrrnura.
che, no me acordaba qe tenia un hijo.. ojala siga todo así!
besoss

Tomás Münzer dijo...

Pará loca, acá hay tongo, a mí me está pasando algo similar con mi ex ¬¬ esto, lo de la kiosquera, la cucharita... quién sos??? :P

::♥ Sol ♥:: dijo...

que loco volver con un ex!!! jamas se me ocurriria que me pase a mi! no se por que lo veo tan lejano!
jajaj
y buen, es obvio que la frase "donde hubo fuego cenizas quedan" se amolda perfecto a la situacion... y con hechos tan tiernos esta bueno dejarse llevar...

-vestida de olvido dijo...

¡qué linda que es la cucharita! (yo también soy pro-cucharita)

javi dijo...

Lo genial de todo ésto que contas, pepa, es que lo queres y te quiere. Mucho mas alla de si te lo dijo 35 veces en 10 minutos y vos sólo lo hayas pensado...

Con eso y con las ganas de ser feliz terminaron forjando todo ésto, que no es poco. Pero es necesario para sentirse felices.

O estoy muy errado?

Y si, yo tambien creo (y banco) al destino.

Abrazo amiga...

joselop44 dijo...

me divierte muchísimo leerte.
Un abrazo guaspa.

La amante dijo...

Es una sensación horrible cuando una persona te dice te quiero y no podés retribuirle el gesto. Las veces que me pasó me sentí re mal.