viernes, 27 de marzo de 2009

Ese eterno metro noventa...

La historia con el "1,90 de amor" transcurre en un boliche gay. Pecaré de homofóbica con este comentario, pero en ese lugar...HETEROSEXUAL que veía, HETEROSEXUAL que detectaba a la legua.
Con él fue diferente, a pesar de ser bien machito (y además el tipo mas alto del boliche), no lo noté.
Recuerdo que estaba hablando con otro chico sobre música, y el se metió en la charla con un comentario sumamente soberbio (eso fue lo que me atrajo de su persona, además de esa sonrisa tan contagiosa que largó después del comentario. Creo que es un instrumento, un método que utiliza para que los comentarios llenos de soberbia que hace, queden cubiertos por un toque de humor).
Automáticamente empezamos a hablar. Los temas surgían uno tras otro como si esa coversación hubiese estado premeditada. Discutimos bastante sobre fútbol, donde desde el principio marcamos claramente nuestra rivalidad (cosa que caracteriza a ambos: Estar siempre en contra de lo que dice el otro).
No se si los temas derrepente se acabaron, como si nos hubiesen quitado el guión, o las ganas de besarnos nos superaron...Pero sin decir una palabra, nos acercamos y simplemente me besó.
No recuerdo con claridad cuanto tiempo estuve con él, habrá sido bastante , ya que fuimos interrumpidos por mis amigas que ya se querian volver a casa.
Intercambiamos celulares, y por suerte lo volví a ver un par de veces. En realidad lo "suertudo" no fue solamente volverlo a ver, sino haber optado por sentarnos , ya que el recuerdo mas claro que me quedó de la noche que lo conocí, fue la tortícolis que me duro toda la semana.


Nota: Este muchacho es el responsable de el apodo "Pepita, la pistolera". Derechos de autor para el lunguito.

8 comentarios:

Pablo dijo...

No me cae bien la gente alta. me parece sospechosa de alto.

Andre dijo...

Pepita: se siguen viendo?

Andre dijo...

Pepita gracias por responderme!! mucha suerte con el muchacho en cuestion!

Alee dijo...

Jaja entonces tiene un buen sentido del humor, ya que pepita la pistolera es un claro ejemplo del mismo como apodo. Estaban en un bolihe gay? Qué hacías vos ahi? jaja tus historias se pasan!


Un beso, y no se qué querés decir con que mis dientes salieron gracioso jaja.

Maqui dijo...

q historia tan divertida =)


felicitaciones por el blog ^^

||descascarado dijo...

bueno me puse a tiro con el bajista, el 1,90 y el más lindo del boliche, empeze de adelante para atrás...y creo que me la complique..

Xaj dijo...

Nùmero 1,90 en tu lista. Genial!

Saluditos Pepita.

•Laura Avellaneda• dijo...

Dos opciones con el mencionado bajista:

• Realmente le pegaste.
• No es taaan soberbio como al principio parecia, porque te sigue como una mosca! Se tiene que hacer el importante, al menos un poco..

Hablando de soberbios, creo que son tu debilidad... después no te quejes, eh!