martes, 12 de mayo de 2009

La historia oficial de "Seudo-Hippie" (IV)

Fueron cinco meses en los que pasaron muchísimas cosas. Luego de esa mañana en la que nos encontramos, nos empezamos a ver cada vez mas seguido. El asunto empezó a involucrar mas cantidad se sentimientos, y eso me asustó. Sentí que me estaba quitando mi libertad, cuando en realidad se estaba preocupando por mi. Sentía que quería casarse, cuando solamente quería demostrarme ternura o al menos cariño. Lo maltrate, me escape, y huí, lo cual no me duro mucho, porque termine rendida en sus brazos. Cambié y mucho. Deje de responderle “Yo también” y empecé a decirle “Te quiero”. Le agarraba la mano con gusto por la calle sin sentirme apabullada por dicha situación. Lo empecé a mirar mas a los ojos y descubrir millones de cosas en el, en su forma de hablar, en su forma de acariciarme.

El año 2008 ya casi se estaba yendo, y lo que yo aun no sabía, era que con ese año también se iba a ir su interés en mi. Decidimos vernos antes de que cada uno tome sus vacaciones. Ese día fue hermoso, por no decir perfecto. Soñamos con hacernos una escapadita algún fin de semana juntos (no utilizo la palabra “Planear” porque con él era imposible utilizar esa palabra). Lo que mas recuerdo, es que ya de mañana, me dijo en palabras textuales: “Si seguimos así, me voy a terminar enamorando de vos, y no me gusta enamorarme”. “A mi tampoco me gusta enamorarme, pero si se da, se da” le respondí.

Lo acompañe a tomarse el colectivo que lo llevaba hasta su trabajo. Lo esperamos abrazados y llenándonos de besos. Nos despedimos. Nunca fui consiente de que era la ultima vez que el “Hippie” tierno, que me hacia reír, que soñaba cosas conmigo a su lado, y que estaba “casi enamorado”, iba a volver transformado en un “Seudo-Hippie” totalmente diferente…



P.d: Es bastante aburrido y trágico el modo de contar mi historia con este chico. Pero es mi lugar de descargo, y ya. Igual ya está llegando a su fin el relato, o al menos eso creo.
Buen comienzo de semana para todos (el lunes no lo cuento, es nefasto), y espero que hayan pasado un gran finde. El mio, por lo pronto, se vio empapado en alcohol (mucho), y todo gracias a "El chico del otro lado de la barra", que ya se me esta haciendo costumbre intercambiar besos con el.

4 comentarios:

Shu dijo...

Pepona donde andabas!? te extrañe!!!
Ya no doy mas, leerte es una necesidad!!!!
Ahora solo kiero sacarme este peso de encima, saber el final de la historia, y pasar al chico del otro lado de la barra. Lo necesito!!!!
Gracias x pasar siempre bella!!!
Besos bloggeros!!!!!

joselop44 dijo...

¿Es el final de la historia?
Saludos

Fran dijo...

Siempre me puse a pensar en ¿ Por que la gente cambia de pensar tan rápido ? y nosotros quedamos ahí en el medio... seguramente nosotros también lo hacemos.

Mira el lado bueno pepita querida, tuvieron momentos lindosque hoy por hoy son buenos recuerdos.

Un beso grande!

Alejandra dijo...

Sigue la historia ? como cambian las cosas de un día para el otro, yo también soy así, soy del "yo también" en vez del "te quiero"...