domingo, 26 de abril de 2009

El es el chico del otro lado de la barra

La historia transcurrió el viernes pasado, en una fiesta que se suele hacer una o dos veces al mes. Podría decirse que al haber ido tantas veces, ya casi nos conocemos entre todos: con la gente que también va siempre, los barman, los de seguridad, etc.

Esa noche, junto a mi amiga, nos sorprendimos de que no estaba el barman de "Valientes". A este muchacho lo apodamos así, ya que tiene un físico estupendo, y es... RUDO!. Por lo tanto, una noche (medio ebria) decidí apodarlo así. Lo buscamos, preguntamos a todos por el, pero no estaba. Realmente estábamos preocupadas, ya que mi amiga solía darle algunos besos de vez en cuando, y eso automáticamente nos abría las puertas a un maravilloso mundo de bebidas alcohólicas a menor precio y hasta gratuitas.

Luego de quedarme observando un rato la barra, lo encuentro. No, no era el "Chico Valientes". Era un barman nuevito, una cara que no me sonaba conocida. Era simplemente hermoso. A partir de ese momento, no hice otra cosa que mirarlo y sonreirle constantemente. Al principio tenia miedo de quedar como una "psicópata enferma recién salida del Moyano" de tanto mirarlo, pero simplemente no podía dejar de apreciar cada detalle de su rostro.

Una amiga que llego mas tarde (y sedienta) me pide que la acompañe a la barra a comprar un fernet. Justamente, se lo pide a el. Lo observe mas de cerca, y claramente fue amor a primera vista. El me sonrió, como buscando una respuesta a porque tanta mirada fija de mi parte. Yo me disculpe, diciéndole que no podía evitar mirarlo. A lo que me respondió "¿Tan feo soy?". Ahi fue cuando mi mente dijo: GOL!. Siempre que un hombre me respondió eso, las cosas terminaron bien (o al menos a los besos). Yo, con cara de "no te me hagas el humilde quereeeees", le dije: "Al contrario, sos hermoso".

La noche fue pasando, las miradas, las sonrisas y hasta los besos a la distancia continuaban; y yo me estaba impacientando. O no le permiten salir a besar chicas, o no le gusto, o no tiene piernas.
Pero finalmente sucedió! El chico del otro lado de la barra, salio de su territorio. Creo que se dirigía al baño, pero en el camino me tomo de la cintura y...

El chico del otro lado de la barra: Si no estaría trabajando, te comía la boca.
Yo: No estas trabajando, estas del otro lado de la barra.
El chico del otro lado de la barra: (sonriendo, me agarra la mano, me lleva a otro lugar, un poco mas alejados de donde están merodeando sus jefes).


Hace rato que alguien no me besaba de manera tan apasionada.




Díganme que alguien recuerda ese tema de "Seducidas y abandonadas" que habla sobre un barman!

5 comentarios:

Flaquita dijo...

Vos sí que sabes!!!
Lo tuyo es seducción total... no se salvó ni el barman.
Me encanta leerte, me divierto mucho con tus andanzas (mejor dicho: conquistas)
Un abrazo!

Jamona dijo...

jajajajaja ustedes son unaaaas!

me hiciste acordar que cuando era chiquitita me metia en los chats con el nick SEDUCIDA, y siempre me preguntaban: y abandonada?
jajaj que idiotas por dios.

Xaj dijo...

Se gana lindo detrás de los decorados, sí.

Abraxo Pepita.

Once And Again dijo...

Toda mi vida he detestado ese tema y sobre todo el nombre de la banda LOSEEEERRRRS!!! Pepita, con vos ni empiezan esas muertas, identifiquese con algo mejor...

Fran dijo...

La verdad que nunca escuché el tema pero laburé 3 años de barman y la verdad que el flaco hizo lo que tenía que hacer, perfecto Sr. Barman! En la Universidad del Cocktail estarían orgullosos del flaco, nunca hay que comprometer la barra y mucho menos a uno. El de Valiente me pareció medio salame, arriesgar con un laburo por unos besos...además si es por interés pierden gracia los besos ¿ o no ? Medio de loser

Siga con sus historias pepita!! Saludos